martes, 25 de agosto de 2009

¡BASTA DE DESALOJOS! 3ª MANIFESTACION CULTURAL


Frente a la represión: Movilización!

En la ciudad de Buenos Aires el macrismo pretende borrar todo lo que sea espacios comunitarios, fábricas recuperadas, trabajadores, pobres y todo aquello que no sea similar al mundo ideal de Patito Feo.

Por un lado tenemos la designación del "fino" Palacios al frente de la Policía Metropolitana. Un siniestro personaje imputado por el encubrimiento del atentado de la AMIA y la represión del 20 de diciembre de 2001; defensor de los crímenes de la dictadura; asesor de la policía neuquina que fusilo a Fuentealba. Pero lo peor no es que Palacios sea el jefe de la Metropolitana, sino que es "su principal arquitecto" (sic).

Además, y desde antes, el gobierno porteño viene implementando la Unidad de Control del Espacio Público (UCEP), que depende del ministro Juan Pablo Piccardo. Funciona como un grupo parapolicial, intimidando y golpeando a hombres, mujeres y niños que ante la precariedad habitacional de la Ciudad terminan viviendo en la calle. La UCEP lleva también adelante la intervención en desalojos, incluso sin sentencia judicial, brutalmente, actuando de noche y en autos sin identificación.

Todo este aparato represivo, que actuó en los desalojos de la Huerta Orgásmika, o en el del Centro Cultural Almagro (por sólo citar dos casos); esta acompañado por el poder judicial que busca darle un "marco legal" a esta política de robo y negociado inmobiliario sistemático.

Este es el caso del IMPA donde los trabajadores que recuperaron la fabrica están resistiendo cualquier intento de desalojo ordenado por el juez Hugo Vitale. Este magistrado ha iniciado acciones para declarar inconstitucional la ley de expropiación votada por unanimidad por la Legislatura porteña en diciembre de 2008, y que fuera promulgada por el Ejecutivo de la Ciudad un mes más tarde.

IMPA fue recuperada por sus trabajadores en 1998. A pesar de no contar con políticas públicas que ayuden a consolidar estas experiencias, hoy nuclea a 63 trabajadores y funciona como sede de numerosas actividades culturales. Unos 150 alumnos estudian en el Bachillerato Popular para Adultos de la Cooperativa de Educadores e Investigadores Populares (CEIP); también funciona un Centro de Salud gratuito que brinda servicios a los vecinos del barrio de Almagro, y cientos de jóvenes participan en el Centro Cultural.

Obviamente a los políticos patronales no les importa nada de esto. Este gobierno PRO parte de una premisa básica: hay personas que valen más que otras, y algunas no valen nada. Se saben, como "buenos" políticos, los nombres de las victimas de la inseguridad, pero de la gente de la calle no saben más que las estadísticas de los desalojos.

Los pobres molestan al macrismo y a la burguesía por que le muestran en la cara su fracaso para conducir la ciudad y el país; pero sobre todo porque eliminar despiadadamente a la gente en situación de calle, a la gente que ocupa departamentos derruidos para vivir, a los laburantes que se vienen del conurbano a cartonear para levantar la olla en su casa, o incluso al pueblo que viene de provincia a atenderse en los Hospitales de la capital; es caro a sus intereses. Y mucho más les jode, que los trabajadores puedan conducir una fabrica sin necesidad de patrones.

Por un lado su frase "el espacio público no se negocia", esta dirigida a nosotros, al pueblo, no a las empresas concesionarias de la ciudad. A los pobres se los desaloja a palos, no se les pregunta como "resolvemos entre todos la situación".

Por otra parte, la "limpieza" del espacio público "no negociable" se inscribe en el marco de una política "muy pedida" por los "vecinos". Aparentemente esta categoría nueva de ciudadano, más honrada, más decente, con casa, traje, y principalmente con una incapacidad congénita que los lleva a seguir a la derecha que los arruina cada tanto (léase corralito), pero que les convence que el problema es que estamos en un país lleno de negros que no quieren trabajar.

Unos son "vecinos", los otros son ocupas, delincuentes, marginales, lo que sea, pero no vecinos. El sueño del macrismo y este "medio pelo" es vivir en una ciudad sitiada por la policía, con un guardia en cada mesita de luz, donde nadie cuestione el principio de que "el derecho de uno termina cuando empieza el de otro". El asunto es que unos tienen más derechos que otros, al punto que para algunos no hay derechos, no tienen propiedad, están sentenciados a no ser.

Nosotros desde La JUNTADA vamos a pelear contra este chantaje de los ricos, que no sólo nos explotan, sino que pretenden nos callemos; que nos marginan y expulsan y pretenden que no se vea. Que les explote en la cara la miseria que generan! Y que sean los trabajadores quienes aprieten el detonador!

Desde la participación en estas luchas y denunciando estos atropellos, La JUNTADA invita a todos los estudiantes este viernes a las 19hs a la tercera Manifestación Cultural en el corte de la calle Puan, nuestra intención es difundir por todos los medios posibles lo que esta sucediendo al mismo tiempo que construimos una apropiación colectiva de nuestros espacios, como es la facultad y lo son las calles, no sólo para resistir mejor, sino para salir todos juntos contra estos gobiernos.


El espacio público nos pertenece a todxs lxs que habitamos y transitamos la ciudad

Basta de accionar parapolicial - Disolución de la UCEP - Frenemos el avance represivo - Fuera la Policia Metropolitana y el "fino" Palacios - IMPA es de los trabajadores resistamos el desalojo


http://lh4.ggpht.com/_IqBF-lsr9qM/SgDBiznktqI/AAAAAAAAAMk/IXPy0mGozGw/logo.jpg

No hay comentarios: