lunes, 19 de octubre de 2009

ACTA DE JUNTA DEPARTAMENTAL REUNIÓN ORDINARIA - Lunes, 19 de octubre de 2009

 

En Buenos Aires, el lunes diecinueve de octubre del año dos mil nueve, a las dieciocho y treinta horas, se reúnen en el Departamento de Letras (of. 328) los miembros de la Junta Departamental. Están presentes: por el claustro de Profesores, los profesores Martín MENÉNDEZ (mayoría), Miguel VEDDA (mayoría), Martín CIORDIA (mayoría), Diego VILA (minoría); por el claustro de Graduados, mayoría y minoría, las profesoras Mariana BENDAHAN y Susana SANTOS, y el profesor Walter ROMERO; por el claustro estudiantil, los estudiantes Maximiliano MAITO (mayoría) y Matías BUTELMAN (mayoría) y el estudiante Emiliano RUIZ DÍAZ (minoría).

 
Asisten a la reunión el Director del Departamento, Prof. Américo CRISTÓFALO, el Secretario Académico Jerónimo LEDESMA, quien lleva las actas, y otros docentes y estudiantes de la carrera, entre los que se encuentran: la Prof. Silvia TIEFFEMBERG (Agrupación Propuesta de Letras), la Prof. Laura ESTRIN (Agrupación Propuesta de Letras), el Prof. Oscar BLANCO (Agrupación Propuesta de Letras), el Prof. Mario CÁMARA (Literatura Brasileña y Portuguesa), el estudiante Diego VILLAROEL (agrupación La Walsh), la estudiante Michelle ARTURI (agrupación Puño y Letra).
 
El Director propone cambiar el orden del día y tratar primero dos temas relacionados con la presencia de los asistentes: 1. La propuesta de cátedra “paralela” de Literatura Argentina II presentada por la Prof. Marcela CROCE (Expte. 855922/2009) Y 2. el pedido del Prof. Cámara de reconsideración de la decisión tomada por la Junta el 28 de septiembre con respecto a la renta del Prof. Gonzalo AGUILAR.
 
1. Propuesta de cátedra paralela de Literatura Argentina II (Prof. Croce). Expte. 855922/2009. El director lee la propuesta, en la cual la Prof. Croce explica que la presentación obedece a una propuesta inicial de la agrupación estudiantil “La Walsh” a fines del 2008, apoyada finalmente, en el 2009, por todo el claustro estudiantil de la Junta de Letras. Otra cátedra de Literatura Argentina II está justificada por el hecho de ser ésta una materia troncal de la carrera con un elevado número de inscriptos. Un dictado alternado con programas diferentes permitiría descomprimir la cursada. Por último, la nota apela al hecho de que la Junta defiende programáticamente las cátedras alternativas y aprobó algunas de materias centrales (Lingüística y Literatura Latinoamericana I). 
 
El estudiante Diego Villarroel (“La Walsh”) corrobora lo afirmado en la nota por la Prof. Croce. “La Walsh”, que tiene como programa fomentar la alternatividad en el dictado de materias, le propuso a las Profesoras Croce y Susana Santos en el 2008 que ofrecieran programas alternativos a las Literaturas Argentinas y Latinoamericanas. En este caso, sugiere que el pedido no se considere como de “cátedra paralela” sino de “programa alternativo”. Esta distinción supondría permitir el dictado de la materia con este programa durante dos años y evaluar, al término del plazo, si se constituye o no una cátedra estable con el equipo que dicte este programa. Villarroel señala que Latinoamericana y Argentina es el área que reúne más estudiantes en la carrera. Los estudiantes de “La Juntada” (minoría de la Junta de Letras) se sumaron a la propuesta inicial y también la impulsan. Fueron estas dos agrupaciones, en efecto, las que presentaron la iniciativa a la profesora.
 
El consejero estudiantil Ruiz Díaz (minoría, “La Juntada”) dice que la carta presenta los puntos nodales por los que la Junta defiende cátedras alternativas. Desde el punto de vista académico, por una parte, los contenidos del programa son verdaderamente alternativos al programa existente. Desde el punto de vista de la cursada, la materia es masiva y semiobligatoria, porque está en el área de Literatura Latinoamericana y Argentina. Es positivo que la cátedra no surja por un conflicto interno, como en otros casos, sino por razones académicas. En las conversaciones con los diferentes claustros, la propuesta fue recibida favorablemente.
 
La Prof. Santos (mayoría y minoría de Graduados) dice que ya habían conversado acerca del tema con los estudiantes y habían expuesto los principios de Mayoría y Minoría de Graduados. La convocatoria de cátedras alternativas es una iniciativa de Graduados, pero con el objetivo de diversificar las perspectivas de enseñanza y evitar la monopolización de un tema o materia por parte de un docente. La Prof. Croce, sin embargo, ya tiene un cargo concursado y está al frente de una cátedra de Problemas de Literatura Latinoamericana. Entonces, ¿por qué habría de tener otra cátedra? Que las cátedras no monopolicen las áreas, es la objeción de graduados.
 
La Prof. Bendahan (mayoría y minoría de Graduados) agrega que un principio por el cual el claustro defiende la presentación de cátedras alternativas es la necesidad de brindar a los docentes una salida a la imposibilidad de promocionar dentro de las cátedras. Hay en la carrera docentes sobrecapacitados para los puestos en que se encuentran. Los programas de cátedras alternativas permitirían la promoción.  Este caso, sin embargo, escapa al principio antedicho, porque los graduados no tendrían posibilidad de ascenso.
 
El Prof. Vedda (mayoría de Profesores) señala que es necesario dar una discusión de tipo más básico sobre el criterio de cátedras alternativas. Las presentaciones se están haciendo anárquicamente y sería preciso partir de un diagnóstico más realista con respecto a cuáles son las necesidades de la carrera. En este caso la masividad justifica la presentación, pero no existen criterios básicos generales y establecidos.
 
El Director menciona los archivos que se giraron con las dos propuestas manejadas actualmente por el Consejo Directivo para reglamentar la presentación de cátedras paralelas y que podría servir de base para encuadrar la discusión en parámetros generales. La Prof. Bendahan explica que no hay grandes diferencias entre las dos propuestas, salvo en lo referido a la condición de revista del docente que presente la paralela. En una propuesta se exige que para poder realizarse la convocatoria hayan transcurrido al menos tres años de la inscripción al concurso de Profesor Titular o Asociado de la materia en cuestión. En la otra, que si al momento de la convocatoria hubiera abierto un concurso de Titular o Asociado de la materia en cuestión, los inscriptos al concurso deberán optar entre permanecer en el concurso o presentarse a la convocatoria de paralelas. Estas medidas apuntan a evitar la creación de antecedentes en los concursos.
 
El Prof. Vila (minoría de Graduados) dice que sin haber examinado en profundidad esas propuestas de reglamentación, por no existir claridad en las categorías empleadas (paralelas, alternativas, desdoblamientos), se pone el énfasis en los aspirantes y no en el objeto académico mismo. Un caso concreto es el de la reciente aprobación de una cátedra alternativa de Lingüística, que podría entenderse como desdoblamiento. No saber con precisión qué se entiende por paralelas, alternativas y desdoblamiento genera problemas.
 
La Prof. Bendahan (mayoría y minoría de Graduados) explica que la expresión “cátedra paralela” es la empleada en el Estatuto de la Universidad de Buenos Aires. “Cátedra alternativa” es el término preferido por los Graduados, porque enfatiza la alternatividad, tanto del programa como del modo de dictado: entre los principios consensuados por el claustro está el de que las cátedras no funcionen paralelamente, sino en forma alternada, en cuatrimestres distintos. La figura del desdoblamiento se aplicó en Letras en el caso de Problemas de Literatura Latinoamericana por conflictos laborales, aunque había  antecedentes en Ciencias de la Educación, Historia y Antropología.
 
El estudiante Villarroel (“La Walsh”) recuerda una aclaración del Prof. Raiter emitida en años anteriores: la cátedra paralela obedecería a un pedido popular, avalado por firmas, aunque esta definición no se desprende del estatuto. La cátedra alternativa respondería a otra idea, la de abrir un espacio con el objeto de paliar las dificultades en la realización de concursos. Villarroel insiste en considerar que sea el programa “alternativo”, y no la cátedra, de modo tal que la presentación de un programa no derive en la formación de un espacio de poder para un profesor. De ahí la importancia del plazo limitante de los dos años.
 
La Prof. Estrin (“Propuesta de Letras”) objeta que de todos modos se genera un espacio de poder.
 
El Director pregunta si se quiere incoporporar a la discusión la propuesta del Prof. Julio SCHVARTZMAN de una cátedra paralela de Literatura Argentina I, por tratarse de un caso de especie afín y de la misma área, o si se quiere proseguir con la discusión de criterios generales.
 
La Prof. Santos (mayoría y minoría de Graduados) señala que en el programa de Croce se incluyen contenidos de Literatura Argentina I, haciendo referencia a la unidad I “La Argentina y la Conquista del Río de La Plata”, por lo que ambas propuestas estarían superponiéndose de algún modo.
 
El Secretario Académico apunta que la distinción entre Literatura Argentina I y Literatura Argentina II no respondía en su origen a la cronología, sino a la posibilidad de ofrecer enfoques diferentes.
 
El estudiante Ruiz Díaz (minoría) considera que no es pertinente la observación acerca de la cronología, ya que el programa está claramente concentrado en el siglo veinte, aunque hace referencia a los orígenes de la tradición literaria argentina.
 
Con el consentimiento de los miembros de la Junta, el Director lee la propuesta de cátedra alternativa de Literatura Argentina I de Julio Schvartzman y gira la presentación para que se tome conocimiento.
 
El Prof. Oscar Blanco (“Propuesta de Letras”) toma la palabra. Afirma que hay dos cuestiones: 1. discutir criterios más amplios para no caer en particularismos y camarillas. 2. Pero también hay que considerar a las personas, y en este caso particular hay objeciones para hacer. En cuanto al criterio, recalca que los tres principios generales que promueve Graduados son: 1. que haya otra instancia de creación de programas, 2. que los graduados puedan ascender, 3. que docentes que no trabajan en la facultad puedan incorporarse a la misma. Por todo esto, es inadmisible la monopolización de los espacios de enseñanza, es decir, que las cátedras alternativas sirvan para acumular poder. Esto es distinto de estar obligado a trabajar en dos cátedras, como es su caso, que trabaja como Jefe de Trabajos Prácticos en Teoría Literaria II y III. En cuanto a la persona que presenta la propuesta, la Prof. Croce, recuerda que posee dos dedicaciones semiexclusivas y que nunca pidió licencia a su cargo de ayudante en Teoría Literaria III. El docente que quisiera dictar una cátedra alternativa, debería renunciar a la cátedra en que está. Lo ideal, sin embargo, sería que un profesor con dedicación semiexclusiva o exclusiva diera un seminario, además de su materia.
 
El estudiante Ruiz Díaz (minoría) pide que se considere la necesidad de los estudiantes, y en este caso es que las materias troncales de la carrera tengan miradas alternativas. Podrían presentarse otras propuestas, ya que lo que se defiende es la pluralidad de enfoques. Hablar de “monopolios” es complicado, porque existen profesores que dan más de una materia. Estas discusiones de criterios tienen que tomar en cuenta las necesidades reales de la carrera. La ventaja es en este caso que el programa es verdaderamente alternativo, lo cual no implica que el programa vigente no sea bueno. Por el contrario, de aprobarse este programa habría dos muy buenos de la misma materia y se aseguraría el dictado de Literatura Argentina II en los dos cuatrimestres. Además, la Prof. Croce y la Prof. Saítta han conversado en buenos términos para evitar suspicacias. Hay que discutir criterios generales, pero también hay que atender a las necesidades académicas de los estudiantes.
 
Se produce un intercambio entre Ruiz Díaz y Oscar Blanco con respecto a la renta de Teoría Literaria III que percibiría Croce. El Secretario Académico y el Directo informan que la Prof. Croce hace tiempo que no percibe esa renta. Se deja de lado este tema para seguir con la discusión acerca de las cátedras paralelas.
 
Se presenta la estudiante Michelle Arturi, de la agrupación estudiantil Puño y Letras. Sostiene que se tienen que presentar todas las cátedras paralelas que se presenten y que, si reúnen las condiciones, deben ser aprobadas. No debe importar de quién venga la propuesta. La estudiante niega que sea posible hablar de monopolio con respecto a una materia. Si lo hubiera, habría que decir que Saítta monopoliza la Literatura Argentina II, y que todas las materias que están dadas por un único profesor están “monopolizadas”. En los otros puntos, manifiesta su coincidencia plena con lo que planteó Ruiz Díaz.
 
La Prof. Laura Estrín (“Propuesta de Letras”) dice entender las necesidades de los alumnos, pero señala que estas necesidades no se corresponden con la realidad docente. Las situaciones encarnan y no es lo mismo una persona u otra. Hay que tomar en cuenta quién es el que presenta una propuesta de cátedra alternativa. Se manifiesta de acuerdo con que las convocatorias sean abiertas para todos, pero entonces debería abrirse esta la convocatoria para todos. En cuanto a la acumulación de cargos, señala que no es lo mismo ser auxiliar en dos cátedras que ser profesor a cargo de dos materias. Pone como ejemplo de comportamiento ético el caso del Director, Américo Cristófalo, que renunció a Literaturas Eslavas cuando tuvo que hacerse cargo de Literatura del Siglo XIX por la baja presupuestaria de la Prof. Gramuglio.
 
El Prof. Blanco recuerda que hay varios casos de profesores que dan más de una materia, pero que esos casos tienen que ver con la necesidad de que se dicte el plan de estudios, particularmente en la Orientación en Lingüística. No es la misma situación que  la de las cátedras alternativas. El Prof. Blanco reitera la idea del monopolio: no hay necesidad de que la Prof. Croce sea quien dé la materia. Tampoco el número de inscriptos justifica claramente la alternatividad. De acuerdo con la Prof. Estrin, propone que se abra un llamado general, si es preciso.
 
El estudiante Villarroel repite que la Prof. Croce no fue la única persona que contactó y que considera que en tanto existe un criterio votado en Junta para la presentación de cátedras paralelas y que no se ha producido ningún cambio al día de la fecha, ese criterio continúa vigente.
 
La Prof. Bendahan (mayoría y minoría de Graduados)recuerda que según ese criterio se e busca promover la movilidad de los docentes.
 
El estudiante Villarroel (“La Walsh”) concluye que en este caso chocan dos posturas corporativas, la del claustro de estudiantes y la del claustro de graduados.
 
El Prof. Blanco (“Propuesta de Letras”) niega que la postura de Graduados sea corporativa.
 
El Prof. Vedda (mayoría de Profesores)opina que lo más aconsejable es disponer de un compás de tiempo para que el claustro de Profesores pueda ver los programas y discutir la cuestión más sosegadamente.
 
El estudiante Maito (mayoría) concuerda con el Prof. Vedda: no hay criterios establecidos por Consejo Directivo y es preciso dar espacio a un debate al respecto. En cuanto al caso particular, la mayoría de Estudiantes acompaña la presentación de la Prof. Croce, porque es importante que la materia se dicte los dos cuatrimestres, con dos equipos distintos. Con respecto al monopolio, opina que no hay competencia desleal. La Prof. Croce presentó el programa como podría haberlo hecho cualquier otro docente en una convocatoria abierta el año pasado. Dar tiempo a que aparezcan otras propuestas sería dilatar la consideración de esta presentación en particular. Con respecto a los docentes que dan más de una materia: no es lo mejor, pero ocurre, y si el docente está capacitado para hacerlo, no hay que impedirlo. Como ejemplo, refiere el caso del Prof. Menéndez, quien dicta Lingüística y Gramática Textual, y que ahora, según resolución reciente, estará al frente de un Instituto. No hay un argumento claro, entonces, para impedir que la Prof. Croce dicte la materia.
El Prof. Blanco replica que el argumento está claro: que no habría verdadera alternatividad si la Prof. Croce dictara la materia. En el contexto de cátedras alternativas, no debería haber profesores a cargo de más de una materia.
 
El Prof. Vila (minoría de Profesores) afirma que la necesidad de clarificar las categorías no se puede suplir por argumentaciones ad hominem, sean éstas positivas o negativas. Juzgar a las personas no es el camino para resolver estas situaciones. A la agrupación que representa, la lista “Glosa” de Profesores, le insumió tiempo clarificar su posición, que pasa a comunicar. Las dos propuestas presentadas no son idénticas. El Prof. Schvartzman concursó varias veces en la materia para la cual presenta un programa y equipo alternativos. El suyo es un curso estrictamente alterno. No es el caso de la propuesta de la Prof. Croce, que es profesora concursada y pertenece al área, pero por otra materia. La Prof. Saítta pidió que se comunique en Junta que ella no se opone a la presentación de una cátedra paralela, ya que previamente hubo cátedras paralelas de Literatura Argentina II. Lo que a la lista le preocupa es la definición de un criterio general, ya que se están defendiendo propuestas espontáneas y por aclamación. La lista, a su vez, descree del sistema de cátedras. Habría que organizar la carrera por cursos, no por cátedras, sostiene. Por todo esto, la lista se abstendrá en la votación. En cuanto al modo de la convocatoria, sostiene que no se puede imaginar el funcionamiento de un Departamento en convocatoria perpetua y perenne, abierto a recibir propuestas en cualquier momento del año.
 
El Director explica que en el caso del Prof. Schvartzman la presentación está contemplada por el estatuto, ya que un Profesor Asociado puede dictar su propia cátedra.
 
La estudiante Arturi (“Puño y Letra”) vuelve a cuestionar el argumento del monopolio, que habría que aplicar, en caso de que fuera válido, también a la Prof. Saítta. El Prof. Vila replica que en el caso de Saítta, concursada numerosas veces en la materia, no puede hablarse de monopolización.
 
La Prof. Bendahan (mayoría y minoría de Graduados) agrega que el llamado a cátedras paralelas tenía un plazo estipulado y que no estaba abierto indefinidamente.
 
El Prof. Vedda (mayoría de Profesores) sostiene que no es posible tomar una decisión en estas condiciones y propone destinar una reunión extraordinaria a tratar el tema del criterio general y el caso particular de la propuesta de la Prof. Croce.
 
Se pasa a un cuarto  intermedio para que los representantes consideren si aceptan la moción del Prof. Vedda o si piden la votación.
 
El Secretario Académico, pasado el cuarto intermedio, observa que no se ha hecho referencia en las exposiciones a las condiciones materiales necesarias para afrontar el dictado de cátedras paralelas, y aclara que con la expresión “condiciones materiales” se refiere a las rentas y el espacio. Pregunta cómo piensan la Junta y los presentes que se resolverá esta falta de recursos.  
 
La Prof. Bendahan (mayoría y minoría de Graduados) afirma que por la falta de presupuesto la Facultad está siempre administrando miseria y que, por ese motivo, no debríamos limitarnos.
 
El Secretario Académico observa que la limitación ya existe y que no es posible decidir eliminarla. Por otra parte, si se está proponiendo convocar abiertamente a todos los que quieran dar una cátedra paralela, habría que contemplar la posibilidad del crecimiento potencial de la planta docente ad honorem.
 
El Director se extiende sobre este punto. Señala que el argumento de la alternatividad es ideológicamente interesante y hay acuerdo en ese sentido, pero refiere que la pregunta acerca de las condiciones materiales en cuanto al dictado de cátedras paralelas es legítima por cuanto si la facultad ofrece esa posibilidad a los docentes bajo la forma de un derecho, debería a su vez contar con los recursos necesarios para respaldarla, y que de no ser así se favorecerían políticas de colapso y disolución institucional.
 
La Prof. Estrin señala que en este caso los recursos estarían cubiertos por la dedicación de la Prof. Croce, a lo que el Prof. Blanco agrega que la alternatividad se fomentaría solamente para las materias troncales.
 
El Director dice que se habla de sobreformación de los docentes, pero hay que tener en cuenta que esta sobreformación se ha hecho al amparo de una Universidad que no ha crecido tanto como para poder contener a esos mismos docentes.
 
El estudiante Ruiz Díaz sostiene que la única salida es movilizarse y pedir más presupuesto.
 
Dando por concluido el debate, y de acuerdo con la moción del Prof. Vedda, se fija el lunes 2 de noviembre para establecer y precisar el criterio de cátedras paralelas y votar la propuesta de la Prof. Croce.
 
2. En cuanto a la propuesta de cátedra paralela de LITERATURA ARGENTINA I (Prof. Schvartzman), considerando que es un caso diferente, por las razones expuestas en la discusión, la Junta da su parecer favorable de forma unánime.
 
3. El Lic. Mario CÁMARA (Literatura Brasileña y Portuguesa) lee una carta firmada por él mismo y sus compañeros de cátedra ad honorem (Lic. Lucía TENNINA, Lic. Jimena RODRÍGUEZ, Lic. Verónica LOMBARDO, Lic. Martín PAZ, Lic. Facundo RUIZ) en la que se solicita una reconsideración acerca del criterio votado para redistribuir los recursos liberados por el Prof. Gonzalo Aguilar a partir de dos argumentos: 1) que la materia es troncal y no se dictaba desde hacía cinco años (tuvo 350 inscriptos) y que conviene estimular la liberación de fondos para paliar problemas presupuestarios de la UBA.
 
La Prof. Santos (mayoría y minoría de Graduados) observa que en la carta se definen las rentas de las dos ayudantes que trabajan en la constitución previa de la cátedra como “rentas heredadas”, pero que se trata, en rigor, de rentas de “compañeros trabajadores” y que la palabra “heredadas” no corresponde en este caso.
 
El Director lee una carta del Prof. Gonzalo Aguilar, profesor Adjunto a cargo de la materia, en apoyo de la presentada por los ayudantes. Se explican en ella las razones y expectativas con las que se solicitó la reducción de dedicación, a saber: que parte de ese dinero fuera destinado a su propia cátedra.
 
La Prof. Santos señala que de la carta no se desprende quiénes recomendaron al Profesor este procedimiento, ya que sólo se hace referencia a “autoridades pertinentes” y se dice “se me informó”.
 
El Prof. Menéndez (mayoría de Profesores) observa que la cátedra no es “nueva”, como se afirma en las cartas, sino que existe desde hace tiempo, pero con problemas. En consecuencia, se dicta en las mismas condiciones que otras cátedras, aunque sus problemas hayan sido particulares, y por lo tanto lo más justo y equitativo es distribuir los recursos liberados por antigüedad.
 
La Prof. Bendahan (mayoría y minoría de Graduados) grega que no se trata de una licencia con principio y fin, sino de una licencia por tiempo indeterminado, y que por ese motivo no correspondía aplicar el criterio votado en Junta de que los recursos liberados por licencia permanecen en la cátedra.
 
El Prof. Cámara reconoce que el criterio de antigüedad es justo pero también que tiene puntos ciegos, en particular, porque da la posibilidad de que se pierdan cátedras, como ocurrió con Análisis de los Lenguajes de los Medios Masivos de Comunicación, de la Prof. Silvia Delfino.
 
El consejero estudiantil Ruíz Díaz (minoría) explica que ésta no fue una decisión apresurada, ya que toda la Junta, con la excepción de la minoría de Profesores, votó esta opción, y que lo hizo luego de tres sesiones en que se debatió el tema.
 
El Prof. Cámara observa que la decisión del Prof. Aguilar implica que el Conicet financie a la UBA, y que este dato se podría tener en cuenta para fomentar acciones similares en el resto de la planta y obtener recursos para nuestra carrera.
 
El Prof. Menéndez observa que los profesores deberían renunciar para que los ayudantes tuvieran renta genuina, porque de lo contrario quedarían en situación laboral precaria.
 
La Prof. Bendahan reconoce que la Asociación Gremial Docente y la Secretaría Académica ya conversaron sobre esta posibilidad, pero que se trata de un mero paliativo, librado a la buena voluntad de los profesores, y que no saldaría el déficit, para el cual deben buscarse soluciones de otro tipo.
 
El consejero Maito (mayoría de Estudiantes) sostiene que la propuesta de alentar a que los profesores reduzcan su dedicación es complicada, porque con menos dedicación los profesores no tendrían necesidad de dictar seminarios de grado. A la vez, habría que pensar la injusticia que se produce con cátedras paralelas que surgieron antes de la recomposición de Brasileña y Portuguesa y cuyos ayudantes serán rentados antes.
 
La Prof. Bendahan observa que todos los docentes, sean de cátedras paralelas o no, son compañeros trabajadores.
 
El consejero Maito dice entender el aspecto gremial pero sostiene que también constituye un problema académico. Con este sistema podría producirse una concentración de rentas en ciertas áreas, aquellas que tienen más cantidad de paralelas, y se corre el peligro de perder materias importantes.
 
El Prof. Blanco dice que la única salida es pedir mayor presupuesto. Si no se realiza una movilización con ese objetivo, sólo queda administrar la pobreza y la miseria.
 
El Prof. Vila (minoría de Profesores) manifiesta que no votó la decisión de que todos los recursos fueran destinados a la lista de docentes ad honorem, aunque no se pueden ignorar los derechos de trabajadores sin renta. La Junta no debe arrogarse el derecho a considerar la antigüedad en situación de ad honorem desde el momento de recomposición de una cátedra. No se puede decir que el Lic. Cámara aspiró a cobrar por Brasileña y Protuguesa desde el momento en que que se reabrió la cátedra. Así como algunos docentes buscaron reubicarse para justificar su renta (Cámara se incorporó a la cátedra Teoría y Análisis Literario), otros no y siguieron cobrando las suyas. Esto es proceder con un rigorismo formal extremo, que produce injusticia, ya que dejamos de tener en cuenta el punto de inicio de la carencia de un ayudante pero mantenemos el derecho a cobrar de personas que no trabajaron. Lo que hay que reconsiderar no es el criterio sino el registro de la antigüedad del docente ad honorem.
 
El Prof. Menéndez dice que en ese caso habría que aclarar este caso particular, pero no el del resto de los docentes ad honorem, que son designaciones nuevas y están en igualdad de derecho con respecto a otros docentes ad honorem.
 
La Prof. Bendahan dice que fue decisión del propio Cámara el permanecer en el listado de ad honorem por solidaridad con sus compañeros.
 
El Director indica que el de la Prof. Verónica LOMBARDO es otro caso singular del conjunto, y que debería tenerse en cuenta.
 
La Prof. Bendahan señala que Graduados ya manifestó oportunamente su crítica con respecto al modo en que se manejó ese caso. Se trata de una situación en la que un profesor obliga a un ayudante a pedir licencia para que la renta quede en la cátedra. Los Graduados se comunicaron con la Prof. Lombardo pero ella no quiso “llevarse” la renta de la cátedra.
 
El Director dice que en efecto no se puede pasar por sobre la decisión del docente. Ahora, sin embargo, la Prof. Lombardo tiene otra posición, ya que aspira a trabajar sólo en Literatura Brasileña y Portuguesa. Observa que de rentarse a la Prof. Lombardo y al Prof. Cámara habría dos trabajadores rentados más del equipo de Literatura Brasileña y Portuguesa, y ya serían cuatro en total.
 
El Prof. Cámara dice que estaría dispuesto a rever su posición si se consideradara el factor de su antigüedad y se rentara a la Prof. Lombardo. Para poner en autos a la Junta sobre su situación, repasa brevemente su trayectoria: primero fue ayudante de segunda ad honorem en Literatura Brasileña, luego la cátedra se disolvió, por la anulación del concurso de la Prof. Florencia Garramuño, y pudo entrar a trabajar en Teoría y Análisis Literario. En el momento en que era ayudante de Brasileña y Portugesa, además, tenía una beca, pero la renuncia de su directora, cuando se disgregó la cátedra,  hizo que también perdiera ese ingreso. 
 
Se da por concluido el debate y se concluye que: visto el pedido de reconsideración del equipo ad honorem de Literatura Brasileña y Portuguesa, considerando que la antigüedad del Prof. Cámara debe computarse desde que ingresó por primera vez a la cátedra de Literatura Brasileña y Portuguesa, y que la Prof. Verónica Lombardo merece percibir renta, la Junta propone destinar parte de la renta liberada por el Prof. Aguilar a cubrir la renta del Prof. Cámara en Literatura Brasileña y Portuguesa. Asimismo, como la reemplazante de la Prof. Lombardo en Problemas de Literatura Argentina, la Lic. Pía Paganelli, tiene antigüedad como ad honorem, podría recibir parte de los fondos de la renta del Prof. Aguilar cuando concluya la licencia de la Prof. Lombardo, y ésta volvería a percibir su renta sin afectar los ingresos de la Prof. Paganelli. 
 
Informes
 
4. El Director informa que la Facultad tomó la decisión de cambiar de banda horaria el año próximo, de modo que las clases se desarrollen entre las 8 y las 22 horas, en franjas de horarios pares. Explica que esta decisión obedece a un diagnóstico acerca del desaprovechamiento de la última franja horaria del día, de 21 a 23 horas. Según las estadísticas realizadas por Secretaría Académica, razones vinculadas con la inseguridad, la falta de transportes y la precarización del trabajo de los estudiantes, hicieron que el uso de esa franja haya ido disminuyendo en los últimos años.
 
El consejero Maito (mayoría estudiantil) pregunta si ya es una decisión tomada, a lo que el Director responde afrimativamente. El consejero Matías Butelman (mayoría) solicita que se giren por email las estadísticas de Secretaría Académica en que se fundamenta la decisión.
 
El consejero estudiantil Ruiz Díaz (minoría) se muestra sorprendido porque había entendido en la reunión anterior que se trataba de una consulta. Recuerda que propuso que se consultara en los cursos. Declara que los estudiantes discutieron por propia iniciativa la propuesta y que la consideraron inapropiada, porque afecta a los estudiantes que trabajan.
 
El Director responde al consejero estudiantil que, en efecto, en la reunión anterior se informó de esta propuesta y que se realizaron consultas informales en algunas materias. El Secretario Académico recuerda que, independientemente del acierto o desacierto de la medida, la posibilidad del cambio fue comentada ya en la primera mitad del año, sin que hubiera repercusiones negativas entonces, y que desde la última reunión a ésta, ni los miembros de la Junta ni otros actores de la comunidad académica acercaron al Derpartamento objeciones formales. En cuanto a las consultas en las materias, es cierto que no hubo un consenso general y que se recogieron opiniones diversas. 
 
El Prof. Menéndez observa que el conflicto de horarios laborales es atendible.
 
El Director pregunta cómo se manifiesta la Junta con respecto al cambio. Todos los claustros acuerdan en que debe reverse la decisión porque tendrá el efecto de reducir la franja horaria nocturna.
 
5. El Directir informa que el tema central de la reunión con Secretaría Académica fue la presentación de un espacio transversal para discutir la formación pedagógica de nuestros estudiantes y que en corto tiempo se girará un documento elaborado por la comisión que trabaja en la cuestión.
 
Otros temas del orden del día
 
6. El director lee un documento de la lista de graduados “La Martí” (parte de Construyendo un espacio crítico de graduados) en el que se acusa a la Junta haber actuado antidemocráticamente en su toma de posición con respecto al concurso para Director del Instituto de Lingüística, se la sospecha de tener simpatías con la ideología de la dictadura de 1976 y se ofrece una “fundamentación” acerca de la superioridad académica y moral de la Prof. Elvira Arnoux con respecto al Prof. Martín Menéndez. Todos acuerdan en que se trata de un texto injuriante y que no debe ser respondido. Por otra parte, el Director indica que, como es de público conocimiento, la situación del Instituto de Lingüística ya se resolvió en favor del Prof. Ménendez.
 
7. Se aprueba el llamado a adscripción de la cátedra Literatura Brasileña y Portuguesa.
 
Siendo las 22:30 horas, se fija como fecha de la próxima reunión el lunes 26 de octubre a las 18:00 hs. En esa oportunidad se tratarán programas de seminario, programación de materias, constitución de nuevas cátedras y pedidos de contrataciones y designaciones de consultos.
  
 
Firman
 
Profesores
Martín Menéndez
Martín Ciordia
Miguel Vedda
Juan Diego Vila
 
Graduados
Mariana Bendahan
Susana Santos
Laura Estrin
 
Estudiantes
Maximiliano Maito
Matías Butelman
Emiliano Ruiz Díaz
 
Américo Cristófalo
(Director del Departamento)
 




 

http://lh5.ggpht.com/_IqBF-lsr9qM/SsrqRalxvfI/AAAAAAAAAc0/1-0RWGV-nPM/lajuntada%20en%20letrascolorthumb.jpg

minoría estudiantil en la junta departamental de Letras

lajuntadaenletras@gmail.com

 

 

No hay comentarios: